CANAMU MAMAJUANA RON

CANAMU MAMAJUANA RON

-

Publicado en , .

Decripción de producto

 

La mamajuana es un brebaje muy dominicano que está rodeado de mitos e historias. Raíces, bejuco, hojas, palos y especias dulces se mezclan de uma forma artesanal para el disfrute de una bebida que desde mucho tiempo viene “embriagando” los paladares en campos y ciudades.

La mezcla es introducida en una botella de cristal, que mediante un simple proceso, que incluye una reserva de tiempo, se le agrega ron corriente, y así se convierte en una fina bebida que alegra el espíritu.

Pero la mamajuana es, según los expertos en su preparación, más que una simple bebida, ya que sirve para curar algunas afecciones de salud, y no falta quienes la toman pensando en sus propiedades afrodisíacas.

Aunque se asegura que para preparar esta bebida no hay receta, cuando se habla con un fabricante de la mamajuana o damajuana, como muchos la conocen, casi todos coinciden en los ingredientes que deben utilizar: palo de brasil, bejuco de indio, pringamoza, maravelí, timacle, uña de gato, bejuco de cotilla, abraza palo, barranquita, maguey.
También lleva algunas especias aromáticas como canelilla, nuez moscada, anís de de estrella y clavo dulce, entre otras, que según explica Efraín Ruiz, con más de 25 años en este oficio, “sirven para cocinar el ron”, porque a su juicio este llega crudo en su botella, entonces “se pone bueno en la mamajuana”.

No obstante, hay un ingrediente famoso que hace de la botella que lo lleva algo especial, se trata del preciado “miembro de carey” (o sea el pene del animal), que según las creencias tiene propiedades afrodisíacas. Esto lo confirma Santo Marino Moreta, que lleva 35 años preparando mamajuana y que tiene la suya debajo del mostrador. Cuando le preguntamos para qué sirve el miembro de carey, asegura sin titubear: “!Oh pá dale fuerza a la naturaleza del hombre!”. Efraín, que tiene 40 años trabajando en el mercado municipal de Baní, 35 de estos fabricando mamajuana.

Propiedades
Los mamajuneros tradicionales afirman sin titubeos que esta bebida de palos, hojas y raíces “limpia la sangre, evita la resaca y da apetito”, no importa ‘el jumo’ que usted se dé. Pero además explican que esto sirve para curar diferentes quebrantos de salud, entre los que citan la gripe, pecho ‘apretao’, problemas de riñones, y hay quienes aseguran: “Esto lo cura tó”.

Preparación
La preparación tiene su técnica, pues aunque las raíces, bejucos, palos y hojas se cortan verde, a estos hay que darles un plazo de unos 25 a 30 días para que sequen bien pues verde no se deben usar. Luego se pican en trocitos pequeños que se introducen en botellas desde medio litro, 1 litro, medio galón y cualquier otro tamaño.

Ya en la botella viene el proceso que define el perfil de la mamajuana, que es tan delicado como la escogencia de los materiales que lleva, es lo que los mamajuaneros llaman “la cura de la mamajuana”, que consiste en sacar el amargo y sabor a palo seco de los ingredientes. En esto cada especialista tiene su forma particular de hacerlo, unos utilizan miel, vino tinto y melaza, otros prefieren melao, melaza y vino tinto, pero también los hay que prefieren hervir canela, anís de estrella, canelilla y miel.

Cualquiera de estas preparaciones una vez lista se vierte en la botella donde se han introducido las raíces, palos y hojas citadas por espacio de 24 a 48 horas, luego se retira este líquido y se procede a ponerle el ron de su agrado, y con esto ya la mamajuana está lista.

El mercado
Según los expertos y vendedores de mamajuana, los que demandan este artículo proceden de todos los sectores sociales y económicos, pero el mayor mercado, coinciden, está en los “dominican york”.

Así lo afirman Marino Moreta y Osterman Ruiz, que aseguran mandarlas por docenas a Nueva York y otras ciudades estadounidenses.
También la compran los que vienen al país de visita o vacaciones, y, según Marino, estos son los que más la demandan con “miembro de carey”, que según explica pagan hasta 50 dólares extras solo por este ingrediente, que incluso compra por separado para ponerle a las botellas viejas que tiene en sus casas.

Los precios de estas botellas son asequibles a todos los presupuestos, pues las hay desde 150 pesos dominicanos hasta 600, 1000 y algo más, todo depende del tamaño que usted elija. Santo Domingo.-

Orígenes
Sobre los orígenes de este brebaje hay dos versiones, una explica que es una bebida inventada por los taínos con fines puramente medicinales, quienes hervían raíces y hojas a las que luego agregaban miel para endulzar. Se afirma que los taínos usaban la mamajuana para revitalizar el ánimo, curar artritis, dolores de estómago, de muela, cabeza y como afrodisíaco.

Pero en otra versión, Manuel Valera, médico e historiador banilejo, asegura que la elaboración de la mamajuana tiene su origen en nuestra isla con la llagada de los esclavos africanos a partir de 1518.
Según Valera, los esclavos africanos trajeron consigo sus conocimientos, creencias “y sinuosidades religiosas”.

“Fueron los curanderos quienes introdujeron en esta práctica, pues eran los encargados de preparar estos brebajes”, afirma. Esos brujos africanos usaban para preparar la mamajuana, explica Valera, nuez moscada, canela y palo de brasil, bejuco de indio y miel, entre otros ingredientes, a los que agregaban melaza de la caña, la que conseguían en aquellos primitivos trapiches o ingenios azucareros, donde eran sometidos a intensos y explotadores trabajos.

Información adicional